fbpx

Serie: Asuntos por atender

Asunto 3: ¡Ojo con tus vacíos!

Por: Samariz Parra

Hoy en: Asuntos por atender.
Era el 2012 y tuve una experiencia con Dios sobrenatural, recibí un milagro de sanidad de una enfermedad autoinmune tremenda que me dio. Ese día volví de un retiro espiritual y llegué a mi casa feliz. Lo primero que hice fue ir al vestier a buscar mi pijama. Cuando entré al lugar lo primero que me hizo frenar fue ver las repisas interminables de zapatos. Todos los que me conocen saben el gusto particular que tengo por ellos. Eran cientos. De todos los colores, formas y entre más altos, mejor. Mi estatura es fuera del promedio, soy alta y me encantaba ponerme tacones de 10 cm. Ese día me senté en el piso y dije: ¿Qué me pasó? ¿En qué momento me volví una compradora compulsiva? Tenía además bolsas nuevas con cosas que ni abría, dinero derrochando caprichosamente, pero lo más importante era que nada de eso me parecía suficiente. Tenía 3 gatos, 3 vajillas, cientos de películas que nunca vi y maquillaje para 5 años. Yo vivía sola. Estaba sola. Llena de gente al rededor, pero yo estaba absolutamente sola.

Acaba de cursar por un doloroso divorcio, la pérdida de mi primer hijo y acaba de salir de cuidados intensivos de la terrible enfermedad que me aniquiló. Pero todo fue hasta ese fin de semana, donde tuve un conmovedor encuentro con Dios y supe que nada podía llenar más mis vacíos que Él, que tenía en corazón tan lleno que nada de eso me hacía falta. Tomé bolsas de basura y dejé lo necesario, lo doné y no saben el alivio que sentí. Los gatos no los metí en la bolsa, pueden estar tranquilos. Hasta el día de hoy todavía una me acompaña. Luego descubrí con el tiempo que tenía un vacío insoportable por ser amada y no contenta con mi mala experiencia con ese matrimonio, ferié mi corazón con personas que me destrozaron y aumentaron mis terrores. De mi salió lo peor, fui vengativa, cruel, estúpida al actuar porque olvidé a quien llenó por completo mi vida, Dios. Mi necedad me pasó gran factura, puse en juego incluso mi buen nombre y terminé de romperme, así que como el Chavo del 8 volví a Dios con el rabo entre las piernas, triste, sola, muy enferma, embarazada, víctima de maltrato por parte de mi pareja.

Mientras todo esto pasaba yo seguía con mi vida, mi trabajo, con la excelencia que me caracteriza, con la máscara puesta, con mis asuntos inconclusos, pero caminando derechita. Tener un embarazo complicado me aterrizó, me enfocó, Dios me hizo olvidar todo lo no importante y me mostró lo que me tenía guardado para mí. Mi hija. Tenerla dentro de mí, lo llenó todo. Supe lo que era estar completa como cuando la luna eclipsa el sol. Ella llega a este mundo, dorada, gritando, pero chiquita como la palma de mi mano y frágil como un algodón de azúcar. Es más fácil contarlo que vivirlo. Pero cuando la visitaba en esa incubadora, donde no se sabía quién estaba más enferma, ella o yo, sabía que por ella podía todo, incluso vencer la muerte. Y así fue, me enfoqué en ella, en ser todo para ella, en amarla, en ser la mejor madre y padre que pudiera ser. Volví al camino seguro que conocía. Un día ella enfermó y estuvo tan grave que en medio servicio de urgencias me postré e hice la oración más justa, breve y sincera de mi vida: ¡Dios, no te la lleves! Y como un pájaro que se posa en una rama, mi hija se incorporó y se sanó. Ese día entendí cuál es nuestro propósito en esta tierra y que no era momento de partir, pero sí de recomenzar, de no hacerlo basada en el dolor ni en el rencor, sino fuerte por lo aprendido, por haber sido pasada por el fuego y porque Él tuvo que volverme a hacer. Supe que nada material podía llenar mi vida, que al cajón nada te llevas y que vale más lo que haces por otros y por tu tranquilidad.

La historia tiene un final feliz, sin buscarlo Él puso en mi camino un hombre con el corazón puesto en el Creador, lamió mis heridas, me enseñó un camino de ternura, paz, responsabilidad y cuidó el corazón de mi hija. Nunca antes estuve tan completa. Tuve que atender muchos asuntos antes de darme la oportunidad de volver a amar, porque las cicatrices pesan y los remesones ocasionales no faltan, ni faltarán, pero comprendí que ser feliz es gratis, que hay que enfocarse y dejar de mostrarle el hambre a la vida porque te vas a llenar de lo que quieres no de lo que necesitas.

Atiende tus vacíos, deja de comprar amor, cuidados y «estabilidad». Ordena tu casa, antes de ordenar la vida de otros. Pon en orden y en el lugar que merecen las relaciones que te rodean y no recibas menos de lo que mereces. Pon tu tranquilidad, la paz que solo Dios te puede traer en el centro de tu vida y verás que lo que está en el centro domina el círculo y bajo su jurisdicción NADA puede salir mal. Así enfermes, así fracases, así todo se vea mal, incluso si mueres, SIEMPRE tu paz y tranquilidad te van a acompañar. Este no es un mensaje religioso, partiendo del hecho porque detesto la religiosidad, creo firmemente en que cada proceso es individual y por ejemplo el mío merece ser contado y como al César lo que es del César, en mi vida, toda la honra se la lleva Él. Muchos de ustedes deben tener mil vacíos que los llenan con adicción a la comida, amores pasajeros, vicios, malos comportamientos, agresividad, maltrato, autoestima baja y qué se yo.

Es hora de atenderte, he abierto un espacio para servirte, entiendo cada uno de tus dolores y enfermedades, juntos podemos hacer algo para que todos tus vacíos que tienes atados al cuello como una piedra, no te hundan al fondo del río; por lo contrario, vamos a buscar que sean desatados y puedas experimentar tu verdadera paz. Ten un lindo domingo y recuerda:
No te quedes incompleto. No lo mereces. ¡Te espero!

Dra. Samariz Parra

Juntos podemos hacer algo para que todos tus vacíos que tienes atados al cuello como una piedra

No te quedes incompleto. No lo mereces.
Registrate aquí y contáctate conmigo
¡Te espero!

Suscríbete y cuéntame tu historia
¡Puedo ayudarte!

.

15 + 7 =

Temas del Blog

Escritos, ensayos, columnas y mucho más. Temas que expresan el significado de las personas reales.

Asunto 5: No pelees batallas ajenas

Asunto 5: No pelees batallas ajenas

Hoy en: 30 asuntos por atender.
Asunto 5. No pelees batallas ajenas.
Este Blog es uno de los que más me ha costado escribir porque siento que en mayor o menor proporción, TODOS hemos sido o somos unos metiches, así que hablar en tercera persona me parece hipócrita. Sin embargo, como de esto se tratan estos temas, de lograr analizarnos, interiorizarnos y escudriñarnos, me parece prudente que lo hablemos.

leer más
Asunto 4: Dignifica Tu Soledad

Asunto 4: Dignifica Tu Soledad

Hoy en 30 ASUNTOS POR ATENDER.

Asunto 4: Dignifica Tu Soledad

En mi entrenamiento médico siempre me interesó de una manera especial la relación médico-paciente, me inquietaba ver que las enfermedades iban acompañadas siempre de situaciones personales o sentimentales que agravaban o mejoraban el pronóstico. Tuve excelentes profesores de Psiquiatría que me enseñaron el poder tan enorme que tiene la psiquis y la necesidad de lograr que un paciente logré estar en equilibrio.

leer más
Asunto 2: ¡Date tu lugar!

Asunto 2: ¡Date tu lugar!

Hoy en asuntos por atender.

Asunto 2: ¡DATE TU LUGAR!
Muchas veces en la vida nos han dicho que NO nos podemos poner por encima de nadie, ni nombrar primero, ni mucho menos pensar en nosotros porque somos soberbios y maleducados, entonces vamos por la vida sirviendo para todo el mundo y dejándonos en último lugar hasta que sin darnos cuenta, desaparecemos.

leer más
Asunto 1: ¿Qué estás eligiendo para ti?

Asunto 1: ¿Qué estás eligiendo para ti?

Hoy en 30 asuntos por atender, traemos:

ASUNTO 1: ¿QUÉ ESTÁS ELIGIENDO PARA TI?
Quizá uno de los mayores tesoros del ser humano es: el libre albedrío; es la capacidad que tiene el ser humano de tomar sus propias decisiones. Bueno, aunque existe la salvedad en culturas y dogmas donde en especial las mujeres carecen de ese mínimo derecho por ser un objeto y no un ser humano.

leer más
¡Juntos podemos vencer la depresión!

¡Juntos podemos vencer la depresión!

Yo también alguna vez tuve depresión, casi muero, vi morir un hijo, me destruyeron, me estafaron, me usaron y también quise saltar.
El profundo abrazo del creador, la mano fuerte que con amor me sostuvo y me amó como venía y luchó conmigo a la par, sanó mi corazón roto y me volvió a enseñar a amar, los cuidados de mis padres, las oraciones de mamá y sobre todo los ojos de mi hija, hicieron que buscara ayuda y encontré en una colega la respuesta y el puerto donde descansar.

leer más
Yo, Una mujer Real

Yo, Una mujer Real

El detonante: una paciente opinó que yo debería ser una modelo si me dedicaba a esto y ella no me veía así.
Respondí con cordialidad, pero se me detuvo el tiempo y me remonté a mi infancia.
Nacer con obesidad, crecer con obesidad, luchar cada día con la obesidad no es una historia fácil de contar, pero no es una historia fácil de vivir.

leer más
Sal sí, pero con moderación

Sal sí, pero con moderación

En palabras de la médica especialista en nutrición, Samariz Parra Cárdenas, “el principal sistema de transporte activo celular del cuerpo se denomina bomba sodio-potasio. Y cuando hay déficit de alguno de estos elementos en la dieta, los iones (sales minerales) fallan y la mecánica de la célula empieza a ser disfuncional”. Esto puede producir efectos como la ausencia de la respuesta contráctil del corazón, fallas renales o trastornos neurológicos.

leer más
Blog 003 – Esto se llama: Ansiedad

Blog 003 – Esto se llama: Ansiedad

El gran temor y motivo de consulta de muchos pacientes. En ocasiones es muy sencillo de tratar con solo la reorganización del tiempo de la alimentación y el balance de todos los grupos alimenticios.

leer más
Blog 001 – la obesidad se cura de adentro hacia afuera

Blog 001 – la obesidad se cura de adentro hacia afuera

Mi teoría es que la obesidad se cura de adentro para afuera. Esa coraza de grasa se va cuando el gigante que llevas por dentro aflora. Acá no estamos hablando de la forma, ni es una propaganda para el yoga, se trata del fondo y del ímpetu que solo tu equilibrio espiritual te da.

leer más

"Sí es posible tener el manejo integral de tu salud".

Resultados Reales

Resultados reales en personas reales. El manejo médico científico es la base de nuestra metodología. 

Experiencia

Profesionales expertos y certificados, dan la seguridad de una experiencia real.

Seguimiento

Profesionales dedicados a realizar seguimientos personalizados al pre y post tratamiento.

Consulta de cortesía para médicos

Contáctanos

¡Medicina especializada, para personas reales es nuestra misión!

Móvil WhatsApp

+57 316 625 9721

CONSULTORIO SALITRE

Calle 23 # 66 - 46 Piso 4, Cons. 416

Clínica Universitaria Colombia

Edificio de Especialistas

Bogotá DC, Colombia

Email

info@medicinaantiobesidad.com

WhatsApp - Asesor On Line
Enviar